Renuncia Forzada – Leyes Laborales de California

Renuncia Forzada – Leyes Laborales de California

No a todos les gusta su trabajo, por muchas razones diferentes. Sin embargo, si las condiciones del lugar de trabajo son la razón de su desdén y usted renuncia a su trabajo, es posible que en realidad no haya renunciado por decisión propia; hay ocasiones en que las condiciones del lugar de trabajo causan terminaciones, o renuncias forzadas.

¿Qué es una renuncia forzada?

La renuncia forzada surge cuando las condiciones de trabajo son tan malas que el empleado termina por irse, pero en realidad, el empleador ha sido el que lo forzó a renunciar, haciendo que realidad fuera un despido. La prueba es objetiva y analiza si una persona razonable en circunstancias y condiciones de empleo similares no tendría otra opción razonable más que renunciar. Es importante saber si ha renunciado o ha sido despedido, ya que se otorgan ciertos beneficios a quienes han sido despedidos, las cuales no están disponibles para aquellos que hayan renunciado, como:

  • Beneficio por desempleo
  • Demandas por terminación injusta
  • Recuperación de daños
  • Demandas por discriminación

¿Cuándo he sido forzado a renunciar?

El tribunal analizará las circunstancias del empleado, incluyendo las condiciones de trabajo, las interacciones con los demás, el trabajo asignado al empleado en comparación con otros, etc. Además, se aplicará la prueba objetiva, indicada anteriormente, y el resultado debe ser que el empleado fue tratado tan mal, que este fue básicamente obligado a abandonar el lugar.[1] Estos requisitos son bastante difíciles de alcanzar y los tribunales han descubierto que la reducción de sueldos, transferencias, reasignación de turnos, degradaciones y otros incidentes de maltrato no son suficientes para probar la renuncia forzada.[2] Si esto se logra comprobar, entonces se tratará como un despido incluso si el empleado dijo, “Renuncio”.[3]

¿Qué debe hacer si piensa que ha sido forzado a renunciar?

La mejor opción es hablar con un abogado y dejarlo analizar su caso. Si ya ha abandonado su trabajo, hay un estatuto de limitaciones en vigor y el tiempo corre, por lo que es importante ser proactivo sobre sus opciones, especialmente si desea presentar una demanda.




[1] Turner v. Anheuser-Busch, Inc., (1994) 7 Cal.4th 1238, 1244.

[2] Id.

[3] Turner v. Anheuser-Busch, Inc., (1994) 7 Cal.4th 1238, 1244–1245.

Brad Nakase, Attorney


Email Brad


I’d like to hear your story. What happened?

© Copyright | Nakase Law Firm (2019)