Contratistas Independientes Versus Empleados

Los trabajadores tienen ciertos derechos dependiendo de su clasificación. En California, por lo general hay dos categorías que definen a los trabajadores: los contratistas independientes y los empleados.

Los contratistas independientes, también conocidos como 1099s o autónomos, están definidos bajo la ley de California. Estas personas generalmente asumen proyectos y son libres de trabajar en múltiples tareas a la vez. Por lo general trabajan para sí mismos y son contratados por alguien para terminar una tarea. Un ejemplo de contratista independiente puede ser cuando se contrata a alguien para pintar una casa.

Un empleado, por otro lado, es alguien contratado por una empresa y responde a un empleador. Hay una relación empleado-empleador y el empleado realiza tareas específicas designadas por su empleador, es pagado por ese empleador, y recibe beneficios de ese empleador.

La clasificación de estos dos tipos de trabajadores es importante porque establece los tipos de beneficios asignados, los derechos que cada uno posee y las protecciones que se ofrecen. Por ejemplo, los empleados tienen derecho a descansos de comida, y un salario mínimo mientras que los contratistas no. Pero, ¿cómo puede saber a qué categoría pertenece?



Pruebas de empleados versus trabajadores independientes

Existen varias pruebas que se pueden usar para determinar si un trabajador es un contratista independiente o un empleado. Sin embargo, todos incluyen un factor importante: control. Si existe el derecho a interferir y existe más control, entonces es probable que se trate de una relación empleado-empleador.

La prueba de la forma y medios

Una relación empleado-empleador surge cuando un empleado trabaja para el beneficio de un empleador. Para determinar si se trata de una relación empleado-empleador, la prueba de la forma y medios es usada en California. Como se dijo anteriormente, el elemento a analizar más importante es el control. Si el empleador tiene más control, entonces es probable que se trate de una relación empleado-empleador. Si hay menos control entonces es probable que se trate de un contratista independiente. Por ejemplo, si un empleador tiene derecho a indicar cómo se debe completar una tarea, entonces probablemente se trata de una relación empleado-empleador. Además no es necesario que exista un acuerdo contractual de empleo para decidir si se trata de un empleado o un contratista independiente; puede estar implícito.

Otros factores que los tribunales consideran al determinar si se trata de un empleado o contratista independiente incluyen:

  • La oportunidad de obtener ganancias o pérdidas

    • Una mayor oportunidad de obtener ganancias/pérdidas, contratista independiente

  • Inversión del Trabajador en sus propios equipos o materiales

    • Gasta más dinero en sus propios equipos, probablemente un contratista independiente

  • Destrezas especializadas

    • Cuanto más especializadas sean las habilidades, el trabajador parece más un contratista independiente que un empleado

  • Grado de desempeño en la relación

Además, los contratistas autorizados con certificaciones emitidas por el Estado de California son considerados empleados para este propósito.


Prueba del Tribunal Federal – Realidades Económicas

Si se presenta una reclamación ante el tribunal federal, generalmente se aplica la prueba de realidades económicas en lugar de la prueba de formas y medios específicos de California. Aquí, un tribunal considera factores que incluyen: si el empleador tiene la autoridad para contratar y despedir: si el empleador supervisa y controla los horarios de trabajo y las condiciones de empleo del trabajador, y si el empleador determina el pago. Estos son algunos de los factores que los tribunales examinan y no es una lista exhaustiva.


¿Quién tiene más protección?

Un empleado tiene más protecciones y beneficios bajo la ley de California que un contratista independiente. Entre ellos se incluyen: derecho a descansos de comidas, horas extras, salario mínimo; leyes de seguridad en el lugar de trabajo; compensación laboral; licencia familiar y médica; pagos al seguro social por parte del empleador; y protección por discriminación ilegal, solo por nombrar algunos.


¿Quién tiene más libertad?

Aunque los contratistas independientes tienen menos protección, tienen más libertad porque no tienen a alguien interfiriendo y controlando todas sus decisiones. A diferencia de los empleados, ellos pueden: fijar su propio pago; establecer sus propios horarios; aceptar sus propios proyectos; trabajar mucho o poco; tomar vacaciones sin pedir permiso o usar tiempo libre; y decidir cómo completar su trabajo, solo por nombrar algunas.

Leyes Anti-Discriminación

California ha creado la Ley de Igualdad en el Empleo y la Vivienda (FEHA) para proteger a los empleados de la discriminación en el lugar de trabajo. Esta regulación cubre sexo, raza, religión, género, orientación sexual, edad, discapacidad, etc. Sin embargo, este estatuto cubre solo a las personas que son:

  • Empleados

  • Solicitantes

  • Trabajadores temporales

  • Pasantes no remunerados

Como puede ver, los contratistas independientes no son parte de esta lista y por lo tanto, generalmente no están protegidos por FEHA como los empleados.


Sanciones por Clasificación Errónea

Todo el mundo comete errores aquí y allá pero si un empleador intencionalmente califica a un empleado erróneamente puede estar sujeto a multas incluyendo  $15,000 por cada violación. Si se produce un patrón de mal comportamiento, este número puede casi duplicarse. Si siente que ha sido categorizado erróneamente, intente resolver el problema internamente primero. Si esto no funciona, también podría ser una buena opción hablar con un abogado sobre su caso específico. También puede presentar una reclamación ante el IRS para que revisen sus recibos de pago. Estas son algunas de las opciones disponibles.


Visión General

Es muy importante que tanto el empleador como el trabajador conozcan la clasificación de su empleo: empleado o contratista independiente. Los empleados cuentan con ciertos beneficios que no son otorgados a los contratistas independientes y viceversa. Sin embargo, un empleador puede sufrir consecuencias financieras incluso penales si no realiza los pasos necesarios para clasificar a sus trabajadores correctamente. Hay muchos factores en juego cuando se analiza la relación pero lo más importante que se debe tomar en cuenta es el grado de control y quien lo ejerce.

Brad Nakase, Abogado


Claudia Padilla, Legal Assistant

Qué podemos hacer para servirle? Envíenos un mensaje hoy y díganos cómo podemos ayudarle.